Prohíben fauna marina en espectáculos

117

Cd. de México (20 abril 2017).- La Cámara de Diputados aceptó incluir en el dictamen que reforma el cuarto párrafo del artículo 60 bis de la Ley General de Vida Silvestre, una adenda que prohíbe el uso de mamíferos marinos en espectáculos.

Con 236 votos a favor, 184 en contra y una abstención, se aceptó la adición.

En la adenda se prohíbe el uso de mamíferos marinos, cualquiera que sea su especie, en espectáculos fijos o itinerantes, así como en cualquier actividad que los involucre, con excepción de la investigación orientada a la conservación de la propia especie que realicen las instituciones de educación superior acreditadas y de acuerdo a la normatividad aplicable.

En los artículos transitorios se establece que los propietarios y poseedores de mamíferos marinos en cautiverio contarán con un plazo de 30 días naturales para integrar un inventario de los mismos, el cual deberá ser entregado a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para su validación.

Dicho inventario deberá acreditar su legal procedencia, el número de registro, tipo de marcaje con el que cuenta el ejemplar y cualquier otro dato que establezca la dependencia.

También deberán dar datos del ADN, para el que se les otorgará un plazo de hasta nueve meses adicionales, así como el registro fotográfico de la aleta dorsal de cada ejemplar.

Queda prohibida la reproducción en cautiverio de las especies de mamíferos marinos, con excepción de las especies sujetas a alguna categoría de protección que estén en un programa de recuperación, reintroducción y repoblación.

Precisa que los propietarios y poseedores de los mamíferos marinos que se encuentren en cautiverio, contarán con un plazo de 12 meses para elaborar y presentar ante la Semarnat un protocolo de control de natalidad de las hembras que formen parte del inventario.

La dependencia tendrá un plazo de tres meses para aprobar el protocolo y los propietarios contarán con un periodo de tres meses posteriores a su aprobación para la implementación del mismo.

Los propietarios y poseedores de especies de mamíferos marinos en cautiverio, tendrán un plazo de seis meses para elaborar y presentar a la Semarnat un protocolo de rehabilitación y reintroducción a su medio natural de aquellos ejemplares que se consideren candidatos a la reintroducción.

Quedan excluidos de la prohibición los ejemplares de mamíferos marinos que pertenezcan al gobierno federal, a los gobiernos estatales o las instituciones de educación superior acreditadas, siempre y cuando se tenga por objeto la investigación científica, tratamientos terapéuticos y para actividades educativas; en ninguno de estos casos se permitirá su uso en espectáculos, ya sea con o sin fines de lucro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre