Propuestas para salvar de la crisis a la industria fílmica

50

Arturo Cuevas / Nicolás Gamboa

Precariedad laboral, inequidad de género, falta de marco jurídico apropiado, escasez de recursos y desaparición de exhibidores independientes son algunos de los problemas de la industria fílmica nacional que se han agravado con las condiciones generadas por la contingencia sanitaria. Estos temas y otros fueron tratados en el Foro Sector Cine y Audiovisual, Propuestas para Sortear la Crisis, organizado por la Cátedra Internacional Inés Amor en Gestión Cultural, en colaboración con Filmoteca UNAM y la Cátedra Extraordinaria Ingmar Bergman en Cine y Teatro.

La presidenta de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, Mónica Lozano, alertó sobre el retroceso que puede vivir esa industria si no se reformula el esquema de fomento a la producción, distribución y exhibición audiovisual. Dijo que lo más preocupante es la falta de un marco de regulación jurídico que además de darle seguridad laboral a los trabajadores, impulse a las empresas del sector.

“Tenemos que apostarle a nuevos mecanismos y no pensar en que un fondo pequeñito o un estímulo con tope va a ser el camino para reactivar esta industria y mantenerla”, comentó durante su participación en la charla Financiamiento Público: ¿Misma Receta para Nueva Realidad?, una de las cinco del foro.

Al referirse a la extinción de los fideicomisos con los que se beneficiaba al sector, señaló que es necesario contar con muchas más opciones de financiamiento. “Es esencial entender que es una actividad estratégica y debería tener no un solo mecanismo sino muchos articulados desde el ámbito federal, regional y local”.

Abril Alzaga, directora ejecutiva del FICUNAM, recordó que la cinematografía mexicana ha tenido un impulso muy importante desde el Estado a lo largo de su historia, y en los momentos en que este apoyo se ha cancelado igualmente ha disminuido la calidad en la producción. Por ello, lamentó la extinción de los fideicomisos, y sobre todo que esta medida se justifique por razones de corrupción. “En el caso del cine ésta no ha prevalecido porque la comunidad también es partícipe de la vigilancia de los apoyos. Es una comunidad que quiere a su país y siempre ha estado del lado de la gente, de las causas por la justicia y la democracia, y eso no se debe dejar de reconocer”.

Libertad creativa

El foro comenzó con la mesa titulada La Covid-19 en el Cine y sus Efectos sobre el Camino a la Equidad de Género, con el objetivo de “poner el dedo en la llaga”, planteó Mariana Gándara, coordinadora de la Cátedra Bergman, “porque en México la experiencia de ser mujer sigue siendo de opresión, y el cine no es distinto en ese sentido. Es un sector donde han prevalecido prácticas denigrantes, abusos, desigualdad salarial y escasa representación de las mujeres”.

La directora y productora Daniela Alatorre consideró que no se debería etiquetar al cine hecho por mujeres como tal, porque se le estaría limitando, pero aclaró que mientras se mantengan las disparidades de género en la industria “tenemos que subrayarlo y reconocerlo”. A su vez, la productora Cristina Velasco mostró preocupación porque al cortarse los recursos públicos de apoyo al cine puede haber afectaciones a la libertad de expresión. “No sabemos qué va a pasar con la posibilidad de que las mujeres contemos nuestras historias, pues van a quedar de pie quienes no necesitan de estos fondos. Se viene la pandemia, se viene la extinción de los fideicomisos y tenemos que ser solidarias, hablar entre nosotras y darnos la mano”.

En la mesa de conclusiones, Mónica Lozano habló de la desmantelación debido a la pandemia de la estructura de exhibición alternativa, que es con la que se hace la mayor parte de la promoción del cine mexicano. “Esto es gravísimo”, subrayó, porque al convertirse las plataformas digitales en la única salida de los productos, y como éstas demandan sólo un cierto tipo de contenido, “lo que más se afecta es la libertad creativa y la pluralidad. La producción nacional tiene que ver con imaginarios propios, con nuestra realidad y con cómo nos damos a conocer al mundo. Para un país que es precursor en esta industria, no es justo terminar siendo maquiladores de contenidos de otros”.

Hugo Villa, director de Filmoteca UNAM, espera que muchas de las ideas expresadas en la reunión se puedan sistematizar y presentarse como propuestas de un mapa de ruta para el futuro de la industria de la producción audiovisual. “Me llevo del foro que tenemos la capacidad de vernos todos como parte de un mismo engranaje cuyo destino son nuestros públicos, y que es por ellos por quienes hacemos todo este esfuerzo”, concluyó.

El foro es parte del programa El Sector Cultural tras la Pandemia: Reflexiones Críticas y puede consultarse en la página de Youtube de la Cátedra Inés Amor.

CON INFORMACIÓN DE GACETA UNAM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre