Raúl Araiza confiesa que esperaba más protagónicos en su carrera actoral

287
México, 18 Agosto.
El actor Raúl Araiza comentó que después de haber protagonizado la telenovela “Cadenas de amargura”, en 1991, pensó que a partir de esa fecha iba a seguir con papeles estelares, pero fue cuando menos le hablaron.

“Fue una novela que impactó a México, pero yo después me quedé sin chamba y de ahí a darle al teatro 14 años, luego hacer cine de bajo calibre, no había 35 milímetros, sólo el famoso videohome”, declaró en entrevista.

El también conductor de 51 años, quien encabezará el elenco del melodrama “Papá a toda madre”, subrayó que está preparado para la fuerte carga de trabajo que se le avecina.

“Yo pasé muchos momentos malos, porque también había que llevar el bolillo, en primer lugar mi papá me corrió cuando tenía 18 años por borracho, recuerdo que me fui a trabajar al llamado ‘Reino aventura’, en la cabaña del «Tío Chueco», vestido de vaquero daba la información”, dijo.

Detalló que un día se quedó sin dinero ya teniendo a sus hijas, así que tuvo que vender su automóvil, “la sufrí”, y fue cuando se le presentó la oportunidad de actuar en su primer “Tenorio cómico”, que considera, le salvó la vida.

Por eso se fue al extremo, siendo adicto al trabajo, “todo tiene un precio y he pagado el mío”.

Hoy siente que está bien, en orden, porque además puede seguir en terapia, hacer ejercicio, natación, para estar en equilibrio.

Acerca de «Papá a toda madre», producido por Eduardo Meza, aseveró que será muy cómodo para él, pues no tendrá que grabar en haciendas o hacer viajes, sino que será de mucho foro de entre cuatro a cinco meses .

“El acuerdo que tengo con mi familia es retomar ese gran amor que tenemos, sin importar la crisis, estar con mis niñas en la adolescencia, sobre todo como papá, con la mano dura, límite, entonces estoy muy en paz”, concluyó.