Refresqueras frenaron en San Lázaro iniciativa de etiquetado: Alianza por la Salud

543

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

La iniciativa presentada ante la Cámara de Diputados por la legisladora Carmen Mendel Palma, para regular etiquetados en bebidas azucaradas y productos ultraprocesados que indiquen de manera clara y entendible si son altos en azúcares, sodio, grasas o calorías, fue frenada en la sesión de la semana pasada por la industria, acusó la Alianza por la Salud Alimentaria.

“El cabildeo de FEMSA y Coca Cola logró reventar la sesión. Pidieron a la Comisión de Salud que no hubiera quórum”, aseguró Ana Larrañaga, de la coalición ContraPESO.

“La industria va a seguir tratando de modificar el dictamen (con diferentes iniciativas de partidos políticos) y echar para atrás las recomendaciones internacionales reflejadas”, dijo.

La propuesta se basa en lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud, la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el Instituto Nacional de Salud Pública, entre otras.

Contra “la presión” de la industria alimentaria, las organizaciones civiles de la Alianza exigieron a los legisladores discutir esta iniciativa de interés público, ya que sin estas medidas preventivas, en el sexenio de Andrés Manuel López Obrador morirán por diabetes más de los 600 mil mexicanos registrados en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Larrañaga recordó que el actual etiquetado GDA, “diseñado para que no se entienda”, fue una propuesta autoregulatoria de la industria desde 2009 y en 2014 fue aprobada por la Cofepris como norma.

Alejandro Calvillo, director del Poder del Consumidor, aseguró que esta NOM-051, en la que participó la industria como mayoría, está siendo revisada por la Cofepris y la Secretaría de Salud como corresponde cada cinco años.

Enfatizó que el etiquetado frontal sencillo, claro y de rápida lectura, como parte del derecho a la información y a la salud, ha demostrado ser efectivo en Chile, Perú e Israel. Además, Uruguay, Canadá y Brasil están en proceso de impulsarlo.

“Los gobiernos de izquierda de Michel Bachelet en Chile y de Tabaré Vázquez en Uruguay han impulsado estas políticas”, afirmó.

Este martes la Alianza por la Salud Alimentaria lanzó la campaña en espectaculares, camiones, metro, radio y redes sociales “Exijamos etiquetados claros para cuidar la salud de nuestros hijos” difundida en un país donde el consumo de productos ultraprocesados, que causan obesidad, diabetes, hígado graso e hipertensión, se ha duplicado en las últimas tres décadas.

(Con información de Sin Embargo)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre