Reik convierte el Auditorio Nacional en un karaoke

428

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

Jesús, Julio y Bibi se apoderaron del escenario del Auditorio Nacional la noche de este jueves, con el doceavo concierto de Reik en dicho recinto. Acompañados de un tecladista, bajista y baterista, el trío inició la velada con Que vida la mía y Tu mirada, temas que de inmediato provocaron la explosión de gritos entre de los 10 mil asistentes.

Cada que estamos aquí, compartiendo música con ustedes, es un sueño hecho realidad, sobre todo porque estamos en un momento en el que las cosas van bien, en los que nos tocan ser los representaste de México ante el mundo, por eso nos encanta venir a casa para escuchar sus gritos y cantarles, dijo Jesús al saludar al público antes de cantar Noviembre sin ti.

En los primeros veinte minutos del show, todos los presentes siguieron con su canto la voz del vocalista, que vestido con un traje blanco caminaba por el entarimado. Me duele amarteInvierno y Fui arrancaron los gritos del público y de pie aplaudían cada tema.

El grupo convirtió el Coloso de Reforma en un karaoke, en el que sus fans bailaron y saltaron al ritmo de Inolvidable.

 

Que publicazo, los amamos con el alma. Quiero tomarme un momento para agradecer especialmente a las personas que han venido incontable veces a un show de Reik, quiero decirles con toda honestidad que sin ustedes nuestra carrera no sería posible. No entiendo cómo no se aburren (risas), ojalá nunca se aburran y siempre valga la pena pagar por un show de nosotros, comentó Bibi.

 

Entre las butacas se escucharon algunos piropos, el guitarrista solo se sonrojaba y reía, pero nunca soltó su guitarra y así continuó el show con un popurrí de algunos hits, entre ellos Con la cara en altoCiego y Peligro, con los que trataron de no dejar ni un clásico fuera.

En la pantalla del fondo y las dos laterales, se proyectaron imágenes del trío, en ocasiones, en la primera se veían algunas tomas de paisajes.

Jesús tomó de nuevo el micrófono para invitar a sus seguidores a que cantaran con ellos la versión acústica de Creo en ti y Vuelve, en la que los tres se sentaron en el desnivel que había en el escenario.

Al terminar dichos temas, el grupo recibió un Disco de Diamante y uno más de Oro por las ventas de su sencillo Me niego a nivel mundial y triple Disco de Platino por el éxito de Amigos con derecho en México.

En el último año, el trío experimentó en el reguetón y sus fans aceptaron el cambio de manera positiva, al menos eso se notó cuando el público bailó y aplaudió con los acordes de Ráptame y Medley Urbano. Después la fiesta siguió con Yo quisiera ser y Niña.

Según yo un jueves por la noche pueden estar haciendo otra cosa, por eso se agradece más que estén aquí. Les quiero pedir un pequeño favor. Hoy es cumpleaños de mi mamá, les pido que me apoyen a cantarle las mañanitas, le pueden decir Gaby o Tía Gaby, explicó Julio al llegar su turno para saludar a los asistentes. Jesús inició el cántico y el público lo siguió con entusiasmo.

Tras Qué gano olvidándote, trataron de enlazarse con Sebastián Yatra, con quien cantan a dueto Un año, pero no tuvieron suerte, esto no impidió que la gente coreara el tema a todo pulmón y después de 80 minutos de música, el grupo cerró el concierto con los temas que fueron reconocidos esta noche por su disquera.

(Con información de el Heraldo de México)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre