Retrasa Gobierno mudanza a estados

366

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

Prácticamente ninguna Secretaría de Estado ni organismo federal tienen contemplados recursos este año para mudar sus oficinas y a sus empleados de la CDMX a diferentes entidades.

En una revisión del Presupuesto de Egresos no se encontraron recursos para el controvertido proyecto anunciado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador desde 2017, cuando se registró por tercera vez como precandidato.

Según sus planes, comenzaría desde el primer año de su Gobierno para dejar en la capital tan sólo la Presidencia y las Secretarías de la Defensa Nacional, de Marina, de Gobernación, de Relaciones Exteriores y de Hacienda.

Su Proyecto de Nación 2018-2024, fijó el costo de la mudanza en 127 mil 830 millones de pesos para movilizar alrededor de 103 mil servidores públicos con un impacto total en sus familiares de 412 mil personas (REFORMA 1/Agosto/2018).

Pero, salvo algunas oficinas de la Secretaría de Economía y de Cultura o el Infonavit, los planes parecen detenidos; el Presidente tampoco ha tocado el tema que al asumir el cargo lo incluyó en el lugar 54 de sus 100 compromisos.

A solicitudes de información realizadas mediante la Ley de Transparencia, prácticamente ninguna Secretaría reportó recursos ni planes ni acciones para la mudanza.

«El presupuesto 2019 fue elaborado por la anterior Administración, y el rubro de gasto para traslado de esta empresa no está considerado como tal.

«Por tanto, no hay la definición de inversión en compra o renta de inmuebles o terrenos para dicho fin, y no se han realizado acciones en ese sentido», indica la Comisión Federal de Electricidad (CFE) prevista a mudarse a Chiapas.

Quienes respondieron no tener recursos asignados ni acciones en ese sentido fueron las Secretarias de Agricultura (a mudarse a Sonora); de Comunicaciones (San Luis Potosí), la de Educación (a Puebla), de Salud (Guerrero), del Trabajo (Guanajuato), de Desarrollo Agrario (Quintana Roo), de Energía (Tabasco), de Bienestar (Oaxaca), de Turismo (Quintana Roo) y de la Función Pública (a Querétaro).

Tampoco reportaron presupuesto ni acciones Nafinsa (a Coahuila), el Conacyt (Baja California Sur), la Comisión Nacional del Agua (Veracruz), la Comisión Nacional Forestal (Durango) ni Diconsa (a Zacatecas).

«El presupuesto asignado en el 2019 para el traslado de la dependencia fuera de la Ciudad de México es de cero pesos», precisa la Comisión Nacional Forestal.

«No se cuentan con recursos para dicho traslado», señala Salud.

«No se identifica que se hayan asignado recursos para proyecto de descentralización anunciado por el Presidente», indica Bienestar aunque añade que «a la fecha se encuentra en procesos de identificación de inmuebles».

El ISSSTE, que se mudaría a Colima, y el SAT, a Baja California, pidieron una prórroga para responder y hasta el miércoles aún no lo hacían.

Lo que se preguntó fue el presupuesto asignado para la mudanza, sus planes de cómo invertirlo, las áreas y el personal previsto para cambiar de lugar de trabajo, el lugar específico de la nueva sede y las acciones que se hubieran realizado a la fecha.

Sólo algunos mencionaron acciones, aunque muy pequeñas. El Infonavit, que se tendría que mudar a Toluca, en el Estado de México, respondió que tiene el proyecto de acondicionar sus oficinas regionales, pero sin que les cueste y que realizarán un estudio del costo-beneficio del traslado.

«El Director General del Infonavit anunció que cuando menos una vez al mes despachará los asuntos del Instituto en Toluca», precisa.

Pemex señala que no proyectó una partida dentro del Presupuesto para el traslado y que, por lo tanto, no hay un plan de inversión de recursos.

Aunque informa que se le asignó una oficina ya existente a la Dirección General de Petróleos Mexicanos en el cuarto piso del edificio denominado «Playa Norte» del Ciudad del Carmen, Campeche, que ya estaba arrendando. Según manifiesta, ahí se han realizado reuniones de trabajo.

La Secretaría de Economía, que no tiene asignado presupuesto para mudarse a Nuevo León, recordó que el 19 de diciembre se inauguró una sede de la subsecretaría de Minería en la Universidad de Chihuahua.

En tanto, la Secretaría de Cultura, cuyos trabajadores ya han realizado plantones para oponerse al traslado, menciona que desde enero tiene a su disposición oficinas en el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, lo cual no les generará ningún costo.

Sin embargo, su titular, Alejandra Frausto, sigue despachando en la Ciudad de México. Ir y volver a su nueva sede le lleva cuatro horas.

Muy pocas dependencias agregaron algo a la respuesta de que no hay recursos o planes.

«El director general no ha indicado la estrategia a implementarse para llevar a cabo la descentralización», responde Nafinsa, mientras la CFE indica que ya está descentralizada.

«Se manifiesta el carácter descentralizado y desconcentrado de la CFE, consistente en el corporativo, 9 empresas productivas subsidiarias (6 de generación, una de distribución, una de transmisión y una de suministro básico) cuya operación se realiza a lo largo y ancho del territorio nacional, por lo que sus instalaciones se encuentran ubicadas por todo el País», informa.

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre