Retrocede y opaca Congreso de CDMX

385

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

El primer Congreso de la Ciudad de México con mayoría de Morena es más austero, pero también anacrónico y menos transparente.

En seis meses, la Primera Legislatura dejó de cumplir con la Ley de Transparencia, vigente desde 2002, al suspender la publicación de cientos de datos en su portal de internet sobre nombramientos, contratos, manejo de recursos y cifras sobre los salarios que se hacen a los diputados, asesores y directivos.

Además, la administración ha dado de baja los sistemas de votación electrónicos, el pase de lista con huella digital y la publicación del Diario de los Debates.

Desde marzo, a cada uno de los 66 diputados se les pasa lista a mano alzada y, cuando se vota una ley, cada uno debe decir el sentido de su voto de manera verbal desde su curul, en el micrófono, para que la Mesa Directiva lo registre en hojas de papel.

El coordinador de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Ruiz, admitió que los mecanismos que ayudan a tener mayor control y difusión de tareas se han perdido, pero lo atribuyó a «la curva de aprendizaje» de las personas de reciente ingreso que nombraron para las áreas.

«Se hizo un recorte administrativo, se cambiaron estructuras administrativas, se tuvo que integrar nuevo personal», enlistó Ruiz.

«No es justificación, sino que, objetivamente, esto ha hecho que remontar todo el proceso haya sido difícil».

Mientras en internet es posible encontrar el Diario de los Debates de la Legislatura 25 del País, que sesionaba en el mismo Palacio Legislativo de Donceles luego de que Porfirio Díaz inauguró el recinto en 1911, el actual Congreso capitalino no ha publicado la información de sus sesiones, aunque deberían hacerlo según su Reglamento.

La carencia de un portal de transparencia impide conocer quién trabaja en las áreas y en las oficinas, tampoco hay un directorio, pese a que su difusión es un derecho que ganaron los mexicanos tras la aprobación de la Ley de Transparencia.

El coordinador de Morena señaló que evaluarán a los colaboradores que nombraron en las áreas del Congreso conforme a los resultados que han dejado.

«Hay curvas de aprendizaje que se tienen que valorar con un poquito más de tiempo, evidentemente quien no funcione tendrá que salir», indicó Ruiz.

En otras anomalías del Congreso de la Ciudad, la semana pasada, fuentes del Legislativo señalaron que se les pagó en efectivo por un problema desconocido.

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre