Tienen ya hasta placas de 5 autos de dealers de la UNAM

102

Ciudad de México, 1 Marzo 2018

Las autoridades de la Ciudad de México tienen en la mira y buscan cuando menos cinco automóviles que lograron identificar ya con modelo, color e incluso número de placa, los cuales son utilizados por narcomenudistas que trafican drogas al interior de Ciudad Universitaria.

Según reportes de inteligencia a los que La Razón tuvo acceso, los vendedores de narcóticos llegan diariamente a las instalaciones de la UNAM en esos vehículos alrededor de las 8:00 horas.

El informe detalla que se trata de autos compactos en los que siempre viajan entre dos y tres hombres. Llevan mochilas escolares y las usan para fingir ser estudiantes, aunque en realidad en ellas bajan las dosis de droga de los vehículos para esperar a quienes les compran.

Los autos que ya tienen identificados y que buscan las autoridades son tres Volkswagen Jetta, un Toyota Yaris y un Suzuki Gran Vitara.

“Los sujetos responsables ingresan al campus entre las 8:00 y las 9:00 horas a bordo de diversos vehículos, se quedan en las inmediaciones y esperan a que lleguen los compradores, quienes en ocasiones realizan el consumo en el lugar”, indica el reporte de inteligencia.

El reporte indica que los Jetta que usan los vendedores de droga son: uno color azul, placas 450VMA; otro azul marino, matrícula MNC2788 y uno más gris, placa TXW3933.

En cuanto al Toyota Yaris, se explica, es de color gris y las placas de circulación que tiene son NAG4869.  Respecto al carro tipo Suzuki Gran Vitara, el informe revela que es de color vino y lleva puestas las placas de circulación 808ULL.

Las autoridades saben que la mayor parte de los dealers que usan estos autos y que operan en la UNAM son habitantes de la colonia Santo Domingo.

Incluso en la más reciente captura ejecutada por agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), de los tres detenidos, dos son precisamente vecinos de esa zona, yel otro dijo ser habitante de Chalco, Estado de México, pero pertenece al grupo delictivo asentado en Coyoacán.

En lo que va de este año, la SSP ha detenido a cuando menos 14 vendedores de droga que trafican estupefacientes al interior de CU; es decir, en promedio, son detenidos dos narcomenudistas por semana.

En dos de los arrestos, a estos vendedores de Santo Domingo les han decomisado automóviles. Uno es un taxi tipo Gol rosa con blanco, matrícula A1506A; el otro es un Spirit negro, placas NCA-61-54.

El mismo reporte de inteligencia revela que los vendedores de droga que operan dentro de CU “han mostrado tener amistad con los vigilantes del lugar y posiblemente se encuentren armados”.

De acuerdo con investigaciones de la Procuraduría, una pelea entre miembros del grupo que dirigía un hombre identificado como Francisco Axel Gallo y otro sujeto, fue lo que provocó el viernes por la tarde la balacera en la que murió este y un joven que lo acompañaba.

El martes, el procurador capitalino, Edmundo Garrido, confirmó que la mayoría de los vendedores de droga que han detenido en esa zona son habitantes de la colonia Santo Domingo, en Coyoacán.

Informó que desde el año pasado, los elementos a su cargo han cumplimentaron 21 órdenes de aprehensión y decomisado 561 grapas de cocaína, además de 100 gramos de esta droga. También confiscaron mil 121 bolsas con dosis individuales de mariguana, 600 gramos de la yerba y 24 pastillas psicotrópicas.

Urge STUNAM combatir el narcomenudeo

El líder del Sindicato de Trabajadores de la UNAM (STUNAM), Agustín Rodríguez, acusó a la PGR y a la PGJCDMX de no combatir con energía el narcomenudeo en Ciudad Universitaria y aseguró que se ha magnificado la gravedad de la violencia en el campus universitario

“Lo que pedimos es que la PGR y la PGJ actúen de manera más enérgica, porque ellos tienen perfectamente toda la información de los lugares donde se distribuye la droga y pueden actuar de manera inmediata con uno, dos o tres operativos, los que sea necesario”.

El dirigente gremial rechazó que la policía ingrese a CU, pues consideró que se debe de respetar la autonomía, aunque los operativos sí pueden realizarse en los alrededores.

“La PGR y la PGJ saben perfectamente dónde se distribuye la droga, como se traslada y se transporta; los vendedores no viven en la UNAM, viven fuera de la UNAM, si tuvieran interés las instancias correspondientes de acabar con eso ya lo hubieran hecho”.

Por separado el procurador capitalino, Edmundo Garrido, indicó que aunque la dependencia a su cargo no tiene competencia para realizar tareas de inteligencia dentro de la UNAM, trabaja de manera coordinada con las autoridades universitarias.