Tolera Jalisco bodas infantiles

267

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

«Daniela» y «María», de 16 años (nombres ficticios), apenas terminaban la secundaria en Tlajomulco cuando se casaron con hombres de 64 y 57 años, iguales o más grandes que sus papás.

La práctica se ha repetido con 4 mil 516 menores de edad que se han casado en Jalisco desde 2013, al amparo del Código Civil estatal, que permitía estas uniones con el aval de los padres.

En 2015 eso cambió y la entidad se sumó a una propuesta federal para fijar en 18 años la edad mínima para casarse. Sin embargo, se han tolerado enlaces civiles hasta este año, en su mayoría con niñas involucradas.

Según datos del Registro Civil Estatal, en 2018 hubo nueve matrimonios de este tipo y en lo que va de 2019 ya se aprobó uno con al menos un integrante de la pareja menor de 18 años.

Esta situación viola la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, así como la Convención sobre los Derechos del Niño, de la que México es parte.

Además, amerita desde 2016 una sanción administrativa para el oficial del registro civil o el juez que permite la unión.

«Es negligencia y falta de conocimientos del oficial del registro civil, es una falta a la protección de los derechos del niño», opinó el juez Dionisio Núñez.

Agregó que, en ocasiones, a los municipios del interior del estado no llegan las capacitaciones y puede haber autoridades que no están enteradas sobre la reforma.

De acuerdo con datos oficiales, casi todos los 4 mil 516 matrimonios infantiles registrados desde 2013 involucran a niñas; solo 4 por ciento rebasó los 18 años y en 11 por ciento los hombres también tenían menos de 18 años.

Además, el 57 por ciento involucró a varones de entre 20 y 30 años, y el 2.7 por ciento, a mayores de 30 años.

El caso más extremo es el de una niña de 16 años que contrajo matrimonio con un hombre de 58, en 2013.

En 2018, en Mezquitic -municipio con mayoría de población indígena, mayor rezago educativo y pobreza extrema, según el Inegi-, una mujer de 17 años se casó con el aval del oficial Bustamante de la Cruz López y el consentimiento de los padres.

A pesar de que los usos y costumbres de comunidades indígenas pudieran permitir estas uniones, la ley lo prohíbe, advirtió Núñez.

Los matrimonios obligados entre menores se pueden invalidar con una denuncia, si los involucrados aún son niños; si no, procede un divorcio.

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre