Tras 10 meses, el Barcelona se queda en cero en el Camp Nou

91

Ciudad de México, 12 de Febrero 2018

Desde el 19 de abril de 2017, en un partido de la Champions League ante la Juventus de Italia, el Barcelona no se quedaba en cero; peor ayer, en LaLiga, el Getafe se plantó cual muro infranqueable y no le permitió a los catalanes anotar, pese a que los de casa contaron con su tridente conformado por Lionel Messi, Luis Suárez y Philippe Coutinho.

Tras 10 meses, y la suma de 22 partidos rompiendo las redes de los rivales, el Barça apenas pudo empatar a cero, llegando así a su segunda igualada de forma consecutiva en el torneo local, lo que permite que el Atlético de Madrid se quede más cerca del líder, a siete puntos tras su victoria sobre el Málaga.

Después de igualar 1-1, la semana pasada, ante el Espanyol, en un derbi de alta tensión, los pupilos de Ernesto Valverde volvieron a los malos pasos, esta vez en su propia casa y ante el equipo de la periferia madrileña.

  • El Dato: Miguel Layún entró de cambio al minuto 78 ante el Girona y aunque poco pudo hacer, fue parte de la victoria 1-0 del Sevilla, en el cotejo de la Jornada 23 de LaLiga.

Siete son los puntos que lleva de ventaja el equipo de Valverde sobre el Atlético de Simeone, que casi sin darse cuenta ha rebajado aquellos 11 que disfrutaba el líder antes de igualar en Cornellá, frente al Espanyol, y dejarse esta segunda igualada en casa en un partido liguero que no será recordado más allá de un resultado que provocó que crezcan quienes consideran que el campeonato está nuevamente abierto.

En LaLiga, desde que el 19 de noviembre de 2016 igualase 0-0 el Málaga, el Barça siempre había marcado como local. Fueron 24 jornadas ligueras consecutivas marcando al menos un gol en el Camp Nou para mostrar un poderío que este domingo se evaporó de la forma más inesperada.

El Camp Nou fue el escenario donde también Yerry Mina hizo su debut, Dembélé reapareció, Andrés Iniesta se ausentó, Gerar Piqué descansó y Coutinho, Suárez y Messi se quedaron sin ideas a la ofensiva. Ahí mismo, el Getafe, primer club al que enfrentó La Pulga en su carrera, se mostró cual pelotón lleno de caudillos y sobrevivió a un líder al que solamente el Celta había sido capaz de frenar en su casa.

El Barcelona cedió su primer empate en el Camp Nou del año 2018 y le devolvió sabor a la Liga, después de la victoria del sábado del Atlético de Madrid en Málaga, a la que respondió sin poder superar a un Getafe que se llevó un trabajado 0-0 del estadio azulgrana.

Hay que decirlo, el líder intentó, pero no pudo; por momentos fue muy pasivo, dando la sensación de tener tal seguridad en acabar ganando y a medida que fue avanzando el tiempo, su confianza pasó a preocupación evidente.

Los visitantes apostaron por un choque muy físico en el centro del campo, bien ordenado atrás y sin rechazar salir a la contra cuando tuvo ocasión de hacerlo. El Getafe salió rudo en el Camp Nou. Fuerte y preciso, molestando lo máximo posible la salida de balón por parte del Barça para evitar que los pusieran contra las cuerdas a las primeras de cambio. Y el partido, con la hinchada más pendiente de Yerry que de otras cosa, fue consumiendo minutos en una primera mitad sin profundidad ni desborde, con el equipo madrileño disfrutando de más tranquilidad de la esperada y el líder sin dar muestras de tener controlada la situación.

Alcanzó el descanso con 0-0 poco después de que se anulara un gol a Luis Suárez por fuera de juego. En la segunda mitad, los anfitriones fueron más activos, peor los forasteros, a pie firme, adelantaron su zaga e hicieron caer en un par de fueras de lugar  a los de casa, lo que los llevó a la desesperación, a ellos y a su afición.

Yerry Mina intentó con remates de cabeza con algún peligro considerable, pero hasta ahí; así fue pasando el tiempo, hasta que el árbitro dijo ¡basta! y la gente brindó aplausos. Desde ese 2 de diciembre en que el equipo vigués se llevó un 2-2, el Barcelona había vencido los siguientes 9 partidos oficiales en el Camp Nou, marcando 19 goles, encajando apenas uno y logrando su clasificación a la final de la Copa del Rey.

Con mexicanos, Porto golea 4-0 y es líder

El Porto recuperó el liderato de la Liga NOS, que tenía provisionalmente el Benfica, al golear 0-4 al Deportivo de Chaves a domicilio, gracias a un doblete del brasileño Tiquinho Soares, que encarriló la victoria blanquiazul.

En la jornada 22, los Dragones lideran la tabla con 55 puntos, dos más que el Benfica, y con la ventaja de que además tienen un partido menos. Los mexicanos Héctor Herrera, Diego Reyes y Jesús Corona fueron titulares.

Al minuto 15 del juego, Tiquinho abrió el marcador  tras un excelente contragolpe. Trece después llegó su doblete, tras una asistencia del uruguayo Maxi, y su remate se fue al fondo.

Para el complemento, Marega firmó el 3-0 después de sacar una disparo dentro del área y, con mucha fortuna, el balón entró pegado al poste para dejar sin oportunidad al arquero local.

Al 90’ apareció la magnífica asistencia del azteca Héctor Herrera, pues gracias a una vaselina dejó solo dentro del área a Sergio Oliveira, quien sacó tremendo disparo para dejar la pizarra 4-0.