ÚLTIMA LLAMADA… Consecuencias por el sargazo

116

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

Por: Miguel Bárcena Díaz

Las consecuencias ambientales por la llegada de miles de toneladas de sargazo a las costas de Quintana Roo, no sólo afecta a las playas y ecosistemas marinos aunque el gobierno de Quintana Roo negó la muerte masiva de tortugas en playas del estado por la protección a zonas de desove y reconoció que las afectaciones «fueron casi nulas», la fundación desarrollo sustentable y cambio climático aseguro que se han encontrado tortugas atrapadas durante la recolección del alga.

La red de monitoreo del sargazo-Cancún confirmo la muerte de 86 crías de tortuga verde al quedar entre montículos de macro algas, en playas sin hoteles, por lo que no son atendidas por autoridades locales en Tulum, en donde algas secas alcanzan hasta un metro de altura el tema se hizo viral en días pasados.

Otra de las graves afectaciones causadas por el sargazo, es que todos los días, miles de toneladas son depositadas a orillas de las carreteras, en manglares y zonas selváticas…

La macro alga al descomponerse libera: amonio, nitrógeno, fósforo, arsénico y ácido sulfhídrico, plomo y metales pesados, sustancias altamente toxicas que se infiltran al subsuelo, contaminan el acuífero y dañan la pureza del sistema de cenotes y ríos subterráneos más grande del mundo, principal fuente de abasto de agua de Quintana Roo, las aguas contaminadas al llegar al mangle y al mar, matan las zonas de anidación, pastos marinos y corales.

Aunque el gobierno del estado difundió una lista de tiraderos autorizados, no asigno personal ni recursos, y no cuentan con placas protectoras para evitar la filtración al manto freático de los lixiviados tóxicos.

Resultado de imagen para sargazo

En 2015 Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) alerto que dejar sargazo en tiraderos clandestinos es un delito ambiental, pero la falta de vigilancia y sanciones propicia la impunidad y vulnera los ecosistemas.

Para regular el manejo sustentable del alga desde su recolección hasta su disposición final y aprovechamiento, desde 2015 el Instituto de Ciencias del Mar y Limnologia de la Universidad Autónoma de México (UNAM) en puerto Morelos ha propuesto la creación de una norma oficial mexicana, cuatro años después, aún no hay respuesta del poder legislativo quizá porque para muchos, cómo López Obrador, no es un problema grave

El combate al sargazo requiere de una estrategia integral, contener la mayor cantidad posible en el mar para evitar la degradación de las playas y daños a ecosistemas terrestres y aguas subterráneas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre