Urge emplear a egresados de institutos de educación superior diputado

130

México, 2 Abril.

El diputado José Hugo Cabrera Ruiz propuso que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social diseñe, promueva y supervise políticas estratégicas y programas dirigidos a que los sectores público y privado contraten egresados de escuelas de educación superior.

Informó que datos del Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE) contenidos en la publicación Panorama Educativo en México 2016 señalan que durante 2015 solo 59.8 por ciento de los egresados universitarios logró un trabajo estable.

El legislador priista promueve reformas a los artículos 123 y 539 de la Constitución Política y de la Ley Federal del Trabajo, respectivamente, pues en el primer tercio de 2017, 18.9 por ciento de los adolescentes de entre 15 y 19 años de edad no recibió ingresos provenientes del empleo.

En las mismas condiciones están el 7.1 por ciento de jóvenes de 20 a 24 años, y cinco por ciento de los de 25 a 29 años.

Cabrera Ruiz señaló que de acuerdo con el informe “Panorama de la Educación 2017”, de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), en México se invierten en promedio tres mil 703 dólares por estudiante.

Sin embargo, aclaró, “no tiene sentido exigir una inyección de recursos mayor, si  40.2 por ciento de los profesionistas no tienen un empleo mediante el cual retornen a la sociedad la inversión realizada”.

“Necesitamos urgentemente definir medidas para no continuar con estas consecuencias nocivas y desfases en la aplicación de las políticas públicas relacionadas”, expresó Cabrera Ruiz.

“La situación se complica si además consideramos que la mayoría de los jóvenes empleados tienen bajos ingresos o peor aún, no los reciben”, enfatizó.

El diputado federal subrayó que no debe existir un solo egresado universitario sin  oportunidad laboral adecuada a sus capacidades y formación.

“Si bien se han desarrollado esfuerzos para incentivar al sector privado en la contratación de jóvenes profesionales, existiendo en su momento una propuesta de fomento al primer empleo, dichos mecanismos, eminentemente fiscales, resultaron de difícil aplicación”, consideró.

Explicó que si bien la educación superior en el país “continúa produciendo profesionistas, estos no logran integrarse de manera eficiente al desarrollo nacional”.