Va Centro SCOP por declaratoria

341

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

La Secretaría de Cultura capitalina prevé declarar Patrimonio Cultural de la Ciudad de México al Centro SCOP, conjunto arquitectónico de la Colonia Narvarte que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) ocupó como sede hasta el sismo del 19 de septiembre de hace dos años, cuando tuvo que desalojarlo por daños en su estructura.

«Estamos trabajando en un proceso de investigación de todos los murales, porque esa es la intención del Secretario de Cultura (capitalino, José Alfonso Suárez del Real), pero se necesita de una investigación y estamos trabajando en eso», informó Guadalupe Lozada, directora de Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural de la CDMX.

Con esta declaratoria, el Centro SCOP sumaría un nuevo reconocimiento, pues antes ya había sido catalogado dentro de la relación del INBA de Inmuebles con Valor Artístico, además de Inmueble Afecto al Patrimonio Cultural Urbano por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi).

El conjunto fue edificado entre 1952 y 1954, bajo diseño de Carlos Lazo, Augusto Pérez Palacios y Raúl Cacho. Está recubierto de murales de José Chávez Morado, Juan O’Gorman, Jorge Best, Arturo Estrada, Luis García Robledo, José Gordillo y Guillermo Monroy, y cuenta con esculturas de Francisco Zúñiga y Rodrigo Arenas Betancourt.

«Es una de las realizaciones más significativas de la corriente artística que promovió la integración plástica, una filosofía estética y constructiva que atraviesa lo urbano, lo arquitectónico, lo escultórico y lo pictórico, y que a su vez culmina un largo proceso teórico que caracterizó al muralismo mexicano», ha señalado Renato González Mello, especialista del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM.

Debido a que murales se concibieron «en concordancia plena» con el proyecto arquitectónico del edificio, González Mello se opuso, en 2018, al desprendimiento de estas obras plásticas para reubicarlas en otro espacio, como el hoy suspendido Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, en Texcoco.

Aunque aquel proyecto no prosperó, el destino del conjunto muralístico sigue siendo incierto.

El Alcalde de Benito Juárez, Santiago Taboada, ha propuesto mantenerlos en el complejo y convertir el conjunto en un espacio público dotado de áreas verdes y con un destino cultural equiparable al Centro Nacional de las Artes (Cenart) o al Parque La Mexicana (REFORMA, 02/11/2018).

«Nosotros seguimos con este proyecto», afirmó Taboada, consultado sobre los avances al respecto.

«El Gobierno Federal todavía no ha tomado una decisión, porque es un inmueble que está en su patrimonio. Hoy día creo que las prioridades se dirigen hacia proyectos como el aeropuerto de Santa Lucía. Hay una buena comunicación con la SCT, pero por el momento ellos no han concretado ningún proyecto respecto al centro SCOP», dijo.

Lozada concuerda en el uso público que debe tener el conjunto arquitectónico, del que ya se retiraron los murales del edificio A, para su resguardo, ante un riesgo de colapso.

«Son muchas las autoridades, federales en este caso, que deben decidir sobre el futuro del Centro SCOP», señala, «pero soy de la idea de que tiene que conservarse y, si se convierte en un centro cultural, en un centro de investigación -hay tantas cosas que se pueden hacer, una vez que se restaure-, sería maravilloso».

La funcionaria prevé que la Secretaría de Cultura capitalina emita la referida declaratoria a fin de año o a principios de 2020.

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre