Ven control oficial sobre sindicatos

538

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

 

Líderes sindicales y abogados laborales alertaron sobre el riesgo de que el Gobierno federal busque controlar a las centrales obreras a través del Centro Nacional de Conciliación y Registros Laborales, que se propone en la nueva reforma laboral.

Entrevistados durante las audiencias sobre la reforma en la Cámara de Diputados, reconocieron que puede existir la intención del Gobierno federal de entrometerse en la vida interna de los sindicatos.

La iniciativa de Morena prevé crear un Centro Nacional, que entre sus facultades tendrá la verificación del cumplimiento de directrices sobre democracia sindical.

El abogado Gilberto Chávez, de la Barra Mexicana de Abogados, solicitó a Morena trasladar el Centro Nacional de Conciliación al Poder Judicial, para evitar un derroche de recursos y evitar duplicidades.

«Sólo que la intención sea mantener un control político, no hay congruencia ni lógica en dividir la instancia de conciliación con una sede del Ejecutivo y otra con una sede judicial», planteó el especialista.

Agustín Rodríguez, dirigente del Sindicato de Trabajadores de la UNAM, advirtió que hay riesgos de que personajes cercanos al Ejecutivo ocupen posiciones en ese órgano.

«Creo que si esto que se propone, para supervisar y fiscalizar, se hace en esos términos de apertura, para constituir un órgano que sea autónomo, sería útil. De lo contrario, va a estar manipulado, mediatizado», expresó.

Ángel Celorio, director jurídico de la CTM, reconoció que hay temor de que el Gobierno intervenga en la vida sindical.

«Por eso queremos poner candados en esta iniciativa. Sí, tememos que se pueda inmiscuir en los sindicatos. Como está diseñado originalmente ese Centro, sí lo vemos delicado», planteó.

En contraste, Rodolfo González, dirigente de la CROM, consideró que siempre ha existido control sindical desde el Gobierno a través del registro de estas organizaciones ante la Secretaría del Trabajo.

«Es un control que ha ejercido el Estado, no Morena. Cuando estaba el PRI, de alguna manera el PRI veía a quién le daba una toma de nota y a quién no se la daba», afirmó.Líderes sindicales y abogados laborales alertaron sobre el riesgo de que el Gobierno federal busque controlar a las centrales obreras a través del Centro Nacional de Conciliación y Registros Laborales, que se propone en la nueva reforma laboral.

Entrevistados durante las audiencias sobre la reforma en la Cámara de Diputados, reconocieron que puede existir la intención del Gobierno federal de entrometerse en la vida interna de los sindicatos.

La iniciativa de Morena prevé crear un Centro Nacional, que entre sus facultades tendrá la verificación del cumplimiento de directrices sobre democracia sindical.

El abogado Gilberto Chávez, de la Barra Mexicana de Abogados, solicitó a Morena trasladar el Centro Nacional de Conciliación al Poder Judicial, para evitar un derroche de recursos y evitar duplicidades.

«Sólo que la intención sea mantener un control político, no hay congruencia ni lógica en dividir la instancia de conciliación con una sede del Ejecutivo y otra con una sede judicial», planteó el especialista.

Agustín Rodríguez, dirigente del Sindicato de Trabajadores de la UNAM, advirtió que hay riesgos de que personajes cercanos al Ejecutivo ocupen posiciones en ese órgano.

«Creo que si esto que se propone, para supervisar y fiscalizar, se hace en esos términos de apertura, para constituir un órgano que sea autónomo, sería útil. De lo contrario, va a estar manipulado, mediatizado», expresó.

Ángel Celorio, director jurídico de la CTM, reconoció que hay temor de que el Gobierno intervenga en la vida sindical.

«Por eso queremos poner candados en esta iniciativa. Sí, tememos que se pueda inmiscuir en los sindicatos. Como está diseñado originalmente ese Centro, sí lo vemos delicado», planteó.

En contraste, Rodolfo González, dirigente de la CROM, consideró que siempre ha existido control sindical desde el Gobierno a través del registro de estas organizaciones ante la Secretaría del Trabajo.

«Es un control que ha ejercido el Estado, no Morena. Cuando estaba el PRI, de alguna manera el PRI veía a quién le daba una toma de nota y a quién no se la daba», afirmó.

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre