Vigilará la CDMX peso en primarias

351

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

En la Ciudad de México el peso y talla de todos los estudiantes de educación básica será censado a partir de este ciclo escolar para elaborar políticas públicas más eficaces contra la obesidad.

El sistema DIF de la Ciudad y la Secretaría de Educación Pública (SEP) firmaron un convenio para armar una radiografía en el inicio y cierre del ciclo que inicia mañana.

Esthela Damián, directora del DIF capitalino, explicó que usarán los datos del certificado médico de los niños que los padres de familia deben entregar cada año al inicio de clases.

«La SEP nos va a apoyar para que nosotros tomemos el peso y la talla de esa constancia», dijo. 

En las escuelas públicas de nivel básico de la CDMX están inscritos 1.3 millones de estudiantes. 

Adicionalmente el DIF local realizará una muestra aleatoria para corroborar las tendencias arrojadas en el primer análisis de cifras. 

Todos estos datos, dijo Damián, siempre se han tenido disponibles, pero las administraciones local y federal no se habían puesto de acuerdo para compartir la información, analizarla y elaborar políticas públicas más adecuadas. 

A nivel mundial, México ocupa el primer lugar en obesidad en niños. De cada 10, 3 reportan sobrepeso u obesidad, proporción que se replica en la CDMX.

«Esto nos va a indicar cuál es la circunstancia que guardan todos los estudiantes en tres problemas fundamentales: anemia, desnutrición y obesidad», precisó Damián. 

«Será un diagnóstico absoluto para identificar en qué escuelas tenemos mayor problema, qué colonias, en qué Alcaldía. Vamos a tener todo. 

«Tenemos referentes nacionales que nos indican que (en la CDMX) tenemos un problema de obesidad, pero no sabes realmente el dónde y quién», insistió. 

Adicionalmente, a partir de este ciclo escolar los maestros harán una pausa en las clases cada 50 minutos para realizar una activación física de 10 minutos con los niños, según lo anunció el pasado 15 de agosto el Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán.

«Se complementa la clase con la activación física, ellos ya tienen los ejercicios que se tienen que hacer», dijo. 

Además, en el caso de la CDMX, el DIF agregó una fruta fresca de temporada a su Programa de Alimentos Escolares, que incluía una leche y una barra de cereal. Para septiembre planea agregar un alimento caliente.

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre