El Cayuco y los tabasqueños

  • Mayo 14, 2022
  • Tiempo de lectura: 6 minutos

Por: JESÚS TORRES

Cuántos tabasqueños víctimas de un delito no hubieran deseado tener la atención de las autoridades como la que se dio esta semana a la fuente El Cayuco, localizada en Villahermosa.

La noticia sobre la vandalización de esta obra, construida en el sexenio del ex gobernador, Roberto Madrazo, acaparó como nunca se había visto, la atención del ayuntamiento de Centro y de Seguridad Pública del estado.

La alcaldesa, Yolanda Osuna incluso puso a disposición de las autoridades policiacas varios videos de cámaras de seguridad para dar con los responsables previa denuncia por hechos delictivos ante la Fiscalía General de Justicia del Estado.

Vamos, hasta el secretario de Seguridad Pública, Hernán Bermúdez Requena condenó la agresión a la escultura por la mutilación que sufrió.

Es más, declaró a la prensa que para eso contaban con el C4 para iniciar con las investigaciones y dar con los responsables cuanto antes.

Primero fue el domingo por la noche que dejaron sin pierna la escultura de bronce que representa a una mujer tabasqueña y después el martes por la madrugada se robaron otras piezas de la fuente El Cayuco, ubicada sobre Paseo Usumacinta, la que por cierto luce en total abandono.

Derivado de estos hechos el ayuntamiento de Centro pidió redoblar la vigilancia policiaca en la zona.

Hasta el momento no se tiene siquiera indicios de quién o quienes podrían haber cometido este tipo de actos vandálicos.

 

Lo que sí llama la atención es la prontitud con la que se ha buscado resolver este incidente y la manera en que se ha destacado por algunos medios de comunicación proclives al gobierno.

Sólo falta que el gobernador interino de Tabasco y mismísimo Andrés Manuel López Obrador se pronuncie al respecto.

Si de la misma forma se atendieran los delitos que a diario se cometen flagrantemente contra ciudadanos no solo del municipio de Centro sino del resto del estado, sin la menor duda los índices de inseguridad irían a la baja.

Hablamos por supuesto de los homicidios dolosos, extorsión, secuestros, feminicidios, asaltos a mano a armada en casa habitación y el comercio, entre otros tantos ilícitos.

Ojalá la fuente de El Cayuco representara realmente a los tabasqueños.



Artículos Relacionados

Deja un Comentario