Nuestros cuerpos no son la burla de nadie; avanza la Ley Olimpia

  • Junio 19, 2024
  • Tiempo de lectura: 11 minutos

Como ha pasado el tiempo...
Parece que fue ayer cuando jugaban

hacer castillos en la arena...
Y una cabaña en aquel árbol del jardín. 

(Canción de José Luis Perales)

 

Por: MONTSERRAT VARGAS

 

Ahora si como diría la canción, como ha pasado el tiempo, cuando en marzo de 2014, una mujer poblana de nombre Olimpia Coral Melo, con 19 años presentaba en el Congreso de Puebla, una serie de reformas para que se reconociera a la violencia digital como delito, y que se sancionara con prisión a las personas a quienes comparten materiales íntimos sin consentimiento.

El trayecto que tuviera que recorrer Olimpia Coral Melo, fue arduo, ya que existieron diversas autoridades, que revictimizaron a las victimas de estas conductas, responsabilizándolas de este acto.

La ley Olimpia, no se refiere como una ley como tal, sino a un grupo de reformas que trascendiendo en el ámbito legislativo, evidencio que en México, se sancione la violencia digital, en pleno respeto de la intimidad sexual, reformando así los códigos penales de las diferentes entidades federativas, tan solo en el Estado de Hidalgo, se aprobó el 4 de marzo del 2022.

Es de recordar, estimados lectores, que se entiende como violencia digital aquellas acciones en las que se expongan, difundan o reproduzcan imágenes, audios o videos de contenido sexual íntimo de una persona sin su consentimiento, a través de medios tecnológicos y que por su naturaleza atentan contra la integridad, la dignidad y la vida privada causando daño psicológico, económico o sexual tanto en el ámbito privado como en el público, además de daño moral, tanto a ellas como a sus familias.

Esta Ley Olimpia, sin distinción de genero también ha protegido a hombres, uno de los casos más emblemáticos fue en Coahuila, del que ya hable en una anterior columna, les dejo el link para recordar  https://www.abcnoticias.com.mx/detalles.php?id=5362

Y, en noviembre del 2023, esta serie de reformas llevó al Congreso de Argentina, de tipificar como delito, esta conducta; y hasta la emisión de esta columna, se tiene conocimiento de la comparecencia de Olimpia Coral Melo en el congreso de Francia, así como la manifestación que realizara en Nueva York, sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), continuar con su lucha de un sistema de gobierno que oprime a las mujeres.

Gracias a esta lucha, los 32 estados de la República Mexicana reconocen esto como un delito con una sanción de hasta seis años de prisión, siendo un faro de esperanza para muchas mujeres, sin embargo no todos los datos son alentadores, Animal Político dio a conocer un incremento de 5.1% en el ciberacoso a las mujeres en México, pues de las víctimas en el 2017 de este delito represento el 17.7% de las usuarias de internet y en el 2021, represento el 22.8%.

En la información más reciente presentada por el Banco Nacional de Datos e Información sobre Casos de Violencia contra las Mujeres (Banavim), a cargo de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), cuenta con un registro de 2 mil 515 casos de violencia digital, de enero 2022 a mayo 2023.

Las personas agresoras identificadas son en su mayoría, exparejas que ejercieron algún tipo de violencia contra mujeres en ese periodo, mujeres que no serían escuchadas, sino fuera por las reformas legislativas.

La incidencia de violencia digital o cibernética por rango de edad de la víctima, indica que el grupo de edad que más sufrió violencia es de 19 a 40 años (68 por ciento), seguido del grupo de edad que va de 41 a 60 años (15 por ciento) y en tercer término, el grupo de 12 a 18 años (14 por ciento). El 3 por ciento restante corresponde a edades de 61 años y más. (Fuente Banco Nacional de Datos e Información sobre Casos de Violencia contra las Mujeres (Banavim)

Por lo que se continua en una serie de acciones para lograr la concientización de los usuarios de espacios digitales, así como pugnar por normas mas estrictas, a fin de que las autoridades sean empáticas con el malestar de una sociedad, en la que los agresores, se divierten, comercializan, dañan de imágenes que sin autorización de hombres y mujeres se comparten sin consentimiento.

Todas las personas merecemos un acceso equitativo al ciberespacio, ya que este se ha convertido en un espacio vital para ejercer derechos fundamentales, como el derecho a la educación, libre expresión, recreación y asociación.

En caso de sufrir alguna violencia por internet es necesario solicitar ayuda al 9-1-1 en casos de emergencia; denunciar al 089 o mediante la cuenta de Twitter (X) del Centro Nacional de Atención Ciudadana, instancia de contacto directo de la Guardia Nacional (@cnac_gn), por que en palabras de Olimpia Coral Melo...

¡Nuestros cuerpos, no son la burla de nadie!



Artículos Relacionados

Deja un Comentario