*OPINIÓN* PALABRAS MÁS: La tragedia de los López

64

Todo es inútil y hay que tener por lo menos el valor de no usar pretextos. 

Juan Carlos Onetti 

Por: Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez 

Estimado lector, gracias. Los días de la pandemia por el Covid-19 van y en lugar de que se hable del tema porque es una TRAGEDIA NACIONAL, pues alcanzaremos los más de 90 mil muertos en breve, nada les quita el sueño a los López, ellos están entretenidos con el béisbol y la elección del próximo año donde se jugarán la continuidad del proyecto político llamado la Cuarta Transformación, pero de no resolver lo inmediato y urgente como es salvar vidas, lo otro se los van a cobrar en las urnas. 

Luego de casi ocho meses de pandemia y de la toma de decisiones por parte del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, ya no hay forma de creerle al figurín creado por el otro López, el “científico” que colgó la bata en el momento mismo en que dijo que la fuerza del presidente era moral y no de contagio, cualquiera en la comunidad científica debió indignarse o por lo menos carcajearse de la tragedia que nos esperaba con este “siervo de la nación”. 

Ahora con casi 90 mil muertos cargando, las mentiras de López-Gatell siguen cayendo una a una por instituciones e investigadores reconocidos, como Héctor Hernández Bringas del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias de la UNAM, que estima el total de muertes en 250 mil a causa del Covid-19, obviamente esta cifra se mueve cada minuto. 

Pero insisto, nada les quita el sueño a los López. Lo mejor que pueden hacer es replantear la estrategia contra la pandemia, nadie se los puede recriminar si se trata de salvar el mayor número de mexicanos posibles, ¿qué no es prioridad? ¿Qué no es un mandato constitucional? Las respuestas son obvias y hay que regresar a ellas en estos momentos en que este mal está repuntando. 

También se debe reforzar y en su caso endurecer las medidas para la población que simplemente no acata las indicaciones, evidentemente se debe tener tacto para no agredir los derechos humanos, pero vale la pena no perder más vidas. El presidente que dijo que iba a predicar con el ejemplo, pues es tiempo de que lo haga, que invite a la población, que use el cubrebocas, que muestre cómo se usa el gel antibacterial, habrá más de uno de sus fieles seguidores que van a reproducir el ejemplo, no hacerlo es manchar la investidura presidencial y no como lo plantea reunirse con gobernadores, si son los superiores morales es tiempo de mostrarlo y asumirse como presidente de todos. 

Pero las peticiones han venido una y otra vez hasta de instituciones internacionales y estos hacen oídos sordos porque los entienden como ataques de los conservadores, esos que tanto le molestan al “pejelagarto”. Esta es la peor tragedia que ha vivido el país en este siglo XXI y la estrategia es únicamente la adaptación darwiniana y el conteo de muertos, pues hasta eso lo hacen mal. 

Llevamos ocho meses de pandemia y los que nos faltan, pero los López ya decidieron y no habrá regreso al semáforo rojo, no habrá cambio de rumbo, así que todos a cuidarnos de la mejor manera que también es nuestra responsabilidad, porque estos solo les preocupan el número de camas en los hospitales, aunque los certificados de defunción no alcancen.   

Entre Palabras 

¿Y los grandes nombres en el proceso de Emilio Lozoya? Todos los caminos llevan a Peña, pero… ¿al expresidente no se toca? 

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_ 

Hasta la próxima. 

______________________________________________________________________________

¿Hay posibilidad? 

El trabajo me parece una estupidez odiosa a la que es difícil escapar.  

Juan Carlos Onetti 

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez 

Estimado lector, gracias. Luego de los resultados electorales en Hidalgo y Coahuila, los priistas andan muy contestos y otro grupo parece que entendió que, si hay forma de ganar posiciones el año que viene en la elección intermedia, pero para que eso suceda, la insipiente oposición no le puede dejar todo a los errores de la 4T, deben comenzar a comportarse como políticos y apretar al presidente desde los partidos, las curules, escaños y gobiernos. 

Este es un momento muy interesante, porque Morena va saliendo de un conflicto por la dirigencia que no ha terminado a pesar de que Mario Delgado ganó la encuesta, Porfirio Muñoz Ledo va llevar a los tribunales la decisión para intentar revertir. Y no se puede olvidar a la nueva secretaria de ese instituto Citlalli Hernández Mora, que no pertenece al grupo de Mario Delgado y ahí puede estar un punto de ruptura, como sucedió en Hidalgo, que, al no ponerse de acuerdo con las postulaciones, los operadores morenos terminaron jalando con los de enfrente para conservar posiciones. 

Otro factor es la Alianza Federalista, son gobernadores que se cansaron, supuestamente, del trato que el gobierno de López les ha brindado, pero se nota el fondo político, ellos se han convertido en una oposición primero a los otros gobernadores, a López-Gatell por el desorden que trae en el combate al Covid-19 y a su patrón el otro López, por los recortes en el presupuesto y el trato injusto, que según ellos, reciben en la distribución de los dineros. 

Ahora se sabe que estos 10 gobernadores han estado muy activos haciendo amarres políticos con todos los partidos, incluyendo a los inconformes de Morena. Se han acercado con el sector empresarial, ese que tanto desprecia el inquilino de Palacio Nacional. Con los intelectuales y hasta dueños de medios de comunicación para fortalecer su imagen y la de su agrupación, con ello pretenden hacerle frente al macuspano. 

Si alguien los ha regresado a la arena política a estos actores, ha sido el mismo López Obrador, con su soberbia, necedad y falta de diálogo, el mismo se está construyendo su oposición para que le hagan frente el próximo año y en el 2024. Los otros saben que esa es una buena bandera, entre peor los trate, los minimice, vengan recortes y desaparición de fideicomisos, más grandes es la justificación para la Alianza Federalista que puede ser momentánea, mientras tanto ya le pidieron al Ejecutivo que se muestre respetuoso. 

Y como se vayan apretando los tiempos políticos, veremos más discursos fuertes en contra de la administración actual, pero también gente manifestándose en las calles, empresarios inconformes dispuestos a patrocinar el movimiento, tal y como lo hizo Pío López Obrador, ¿de que los podría acusar el superior moral? 

A lo anterior hay que sumar que la crisis por la pandemia del Covid-19 va para un repunte y en un par de semanas rebasaremos las cien mil defunciones por ese mal. Éramos ejemplo para el mundo según el presidente y Gatell se iba a la OMS, hoy es un escándalo por el manejo que nos pone al lado de Brasil, Estados Unidos y la India, y eso, aunque sean golpes bajos también se lo van a champar a los de la 4T. 

Ni que decir de la crisis que ya llegó, la falta de empleo formal y la inversión de los empresarios nacionales e internacionales mientras las obras van, a pesar de que se han puesto en duda la viabilidad y derroche de recursos en tiempos difíciles. 

Pero mejor ahí la dejamos y luego le seguimos… porque López no se va a quedar de brazos cruzados, ya le gustó el poder. 

Entre Palabras 

Si de algo padece López-Gatell, es de daltonismo epidemiológico. 

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_. 

Hasta la próxima.   

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre