OPINIÓN… Teoría del Caos: A los Microempresarios, AMLO ni los ve ni los Escucha

93

#LaVerdadLePeseAQuienLePese

Por: Jorge A. Romero 

Hay una constante en estos días de pandemia: en todos los ámbitos hemos estado viviendo situaciones límite. Esto ha transformado radicalmente nuestra realidad y en unos meses, aunque queramos, las cosas no van a ser como antes de la crisis. 

La economía no será la misma que teníamos hasta hace unos meses. Va a estar difícil que volvamos a la realidad que gozábamos en febrero. Aunque todos podamos salir de nuevo a la calle, quizá a mediados de mayo, o principios de junio, ya nada será igual. 

El ciclo económico estará roto. El propietario de un modesto negocio no va a poder cerrar un mes o dos y luego, como si nada, abrir de nuevo la cortina. No lo podrá hacer porque sus arcas estarán vacías. No tendrá dinero con qué empezar. 

Ya dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador que no habrá apoyos para los empresarios a quienes, a pesar de su gran diversidad, mete en una misma bolsa. No importa que haya emprendedores locales, que a duras penas sacaban para la renta y salarios de sus trabajadores antes de la crisis. 

Para el presidente, todos los empresarios son parte del mismo club que se agrupa bajo el Consejo Coordinador Empresarial (CCE). 

A los microempresarios, López Obrador ni los ve ni los oye. El líder de la denominada 4T se está convirtiendo en el personaje que tanto abomina. El líder natural de la denominada Cuarta Transformación se ha convertido en el antihéroe que no escucha excepto a sus incondicionales. 

Pero, paradójicamente, si sigue por ese camino, seguro correrá la misma suerte que sus rivales políticos, quienes hoy están en eso que él mismo ha denominado el basurero de la historia. 

¿Qué tienen en común Carlos Salinas, Felipe Calderón y Enrique Peña? Son políticos que cayeron en desgracia por no saber escuchar a la opinión pública. En algún momento sólo escucharon su propia voz mientras se veían al espejo. Se ensoberbecieron y cuando se dieron cuenta su apoyo popular ya no estaba ahí. 

Los emprendedores, pequeños empresarios, que hoy tienen que sobrevivir con sus negocios cerrados, sin ventas, y que además tienen que pagar impuestos, nómina, rentas y, en algunos casos, créditos, simplemente van a cerrar sus puertas. Y ellos no solamente pasarán a engrosar las filas del desempleo dentro de muy poco tiempo, sino que también difícilmente olvidarán el desamparo en el que los dejó López Obrador. 

Hoy la popularidad del presidente, según varias encuestas, se encuentra por abajo del 50 por ciento y aún no comienza lo peor de la crisis. ¿Cómo estará en 2021 cuando se abra la posibilidad de revocar el mandato? 

El propio  presidente del CCE, Carlos Salazar Lomelín llamó a organizarse para que, llegado el momento, unos 30 millones salgan a las urnas para mostrar su descontento. 

Son tiempos difíciles. Lo serán aún más. Y López Obrador seguirá estirando la liga. 

jorgebeat77@gmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre