Pese a orden, continúa obra en el NAIM

431

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

Un grupo de trabajadores continúa en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) que se edifica en Texcoco, pese a que ayer, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, aseguró que los trabajos se cancelaron de forma oficial.

Sin embargo, en un recorrido realizado por El Heraldo de México se constató que la afluencia de automóviles y transporte para trabajadores aún se realizaba en los accesos siete y ocho de la obra, ubicados sobre la autopista Peñón-Texcoco.

 

Fuentes del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) señalaron que en aún hay trabajadores que están terminando obras inconclusas, como las losas de cimentación, para que con el paso del tiempo no se dañen rápidamente.

 

Ataviados con cascos y chalecos, algunos trabajadores declararon que, hasta la tarde de ayer, no tenían ninguna instrucción de sus mandos para detener la construcción.

 

José Luis Sabino trabaja para Grúas Espamex y afirmó conocer los dichos del Jiménez Espriú,pero dijo que su jefe no les ha notificado que detengan las cosas. Señaló que la afluencia de obreros disminuyó paulatinamente desde finales de 2018.

 

La construcción llevaba cuatro años, pero se había estudiado por gobiernos panistas y priistas desde hace 20 años.

 

Con la llegada de López Obrador, el primer Presidente de izquierda, siendo aún electo organizó una consulta en la que 750 mil personas votaron su cancelación a finales de octubre de 2018.

 

A la fecha, el Nuevo Aeropuerto de Texcoco tiene un avance de 33 por ciento, desde 32.1 por ciento que tenía en septiembre.

Ahora, el especialista prevé que en cuestión de días, luego de las celebraciones de Año Nuevo, se registre una depreciación del peso. Claro que se pierde la confianza en otros proyectos.

 

Ricardo Kumar Dadoo, presidente de Logistics Dadoo, una consultora en transporte, comentó que mejor hubiera sido revisar el proyecto a fondo sobre aspectos de corrupción y de costos irracionales.

(Con información de el Heraldo de México)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre