Transporte público en Michoacán se amparará para no verificar unidades

462

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

José Cruz Delgado/ Corresponsal

Morelia, Mich.- El transporte público en Michoacán se amparará para no verificar sus unidades, amagó el dirigente de la Comisión Reguladora del Transporte, José Trinidad Martínez Pasalagua, tras considerar que no existen las condiciones para aplicarla a rajatabla. Sin embargo, la Procuraduría Ambiental de Michoacán advirtió que la medida no tendrá marcha atrás, y se implementará con el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública a través de la Dirección de Tránsito, quienes tendrán las facultades de sanción.

A partir de este 2019, la verificación vehicular en el estado de Michoacán es obligatoria para cada uno de los 1.9 millones de automóviles que circulan por la entidad. Fue esta misma semana, que se publicó en el Periódico Oficial del Estado de Michoacán la entrada en vigor de la obligatoriedad de pago de este servicio. Costará 241 pesos y se tendrá que pagar cada año.

Las multas ya están tabuladas. Según la información a la que accedió La Voz de Michoacán, la multa es equivalente a 1 mil 612 pesos aproximadamente por conducir vehículos no verificados; la multa de 480 pesos a 967, por conducir vehículos que contaminen ostensiblemente y multa de 2 mil 015 pesos por circular sin llevar la calcomanía adherida de la verificación vigente.

Pasalagua anunció que se está preparando un amparo, y esta semana se dará a conocer. Afirma que no es una simple oposición, sino que “si el Gobierno del Estado le apuesta al medio ambiente, tendría que implementar un programa integral”, y aceptarían en caso de que se informe cómo se invertirán los recursos que se obtengan, y siempre y cuando estos vayan dirigidos a revertir los daños que se han afectado al entorno, a la par de que se implemente un programa de modernización del gremio.

“Todo el recurso que saldrá de la verificación tendría que ir enfocado al tema ambiental. Se quejan del transporte público que es el principal responsable de la contaminación, sin embargo, apenas representa el 5 por ciento del padrón vehicular”, se quejó el también exdiputado local, tras pedir mayor conciencia en la administración estatal para emprender un verdadero programa dirigido al medio ambiente, en donde no se hagan acciones improvisadas y que no tengan un final exitoso.

Juan Carlos Vega Solórzano, procurador ambiental de Michoacán, por su parte, destacó que los transportistas han tenido una serie de reuniones con representantes del Gobierno del Estado. Ubicó como a los principales responsables de la contaminación a los concesionarios de los urbanos que transitan principalmente por el Periférico. Negó que se trate de una medida recaudatoria, sino para atender la “demanda de los ciudadanos” que se queja de que los transportistas contaminan el medio ambiente.

“Desde hace 14 años entró en vigor la verificación vehicular, y desde entonces ha habido resistencia. Ya no se puede estar estirando la liga, y nosotros estamos en la disposición de ofrecer alternativas. Ya lo hemos hecho, pero se endurecerán los criterios pues se tendrá que respetar lo que está en la ley”, afirmó el funcionario estatal dirige la dependencia que se encargará de supervisar a las unidades que se encuentran operando en el estado y que no cuenten con el holograma o sean ostensiblemente contaminantes.

Vega Solórzano insistió en que los transportistas son el foco rojo en contaminación en Michoacán, y aseguró que desde que entró en vigor la normativa, han mostrado negativa a verificar por sentir afectados sus intereses, sin embargo, “siguen teniendo unidades en malas condiciones y por distintas razones no han querido dar el paso hacia cambiar a nuevas unidades a pesar de que se les están haciendo los ofrecimientos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre